En Triacastela

 

En Pensión Albergue CASA LEMOS, en la entrada de Triacastela por el acceso de los peregrinos que llegamos haciendo la etapa desde O Cebreiro, está este lugar donde el descanso está garantizado. Un lugar sencillo, de nueva construcción que destaca por su envergadura. Un edificio que dispone de Albergue en la planta baja con varias literas y servicios de duchas y baños, además de lavandería. En la entrada amplia está la recepción y junto a esta una sala donde podemos desayunar los clientes de forma completa y aun precio muy asequible. El personal es muy amable y atento. Hay ascensor para poder acceder a la planta superior donde hay habitaciones privadas con baño, todas ellas. Además una terraza con muebles de exterior para descansar y tomar el sol, si el día lo permite. Junto al acceso a esta terraza hay un ordenador para uso de los clientes, también.

En Triacastela no hay problema para comer o cenar en la amplia oferta de Restaurantes que hay en la población. Como ya he estado muchas veces allí, mi consejo es ir a RESTAURANTE ESTHER, en:

Avda. Castilla, 15 – 27630 – Triacastela (Lugo) Tf: 982 548 455 y 692150256

Tiene una terraza exterior al fondo. Sirve platos elaborados con productos de la tierra y una amplia oferta de menús y carta. Son muy amables y rápidos en los servicios. Lo más significativo es que desde el mismo comedor tienes una visión completa de la cocina y la tranquilidad de ver cómo cocinan tus platos y la pulcritud con la que trabajan en cocina.


Este lugar que viene a continuación, provisionalmente, espero, no acoge ya peregrinos:

En Casa Pacios, a las afueras de Triacastela, encontrarás uno de los mejores lugares en el Camino de Santiago, tan sólo a 2km, C/. Vilavella. Para solicitar la recogida al llegar, hay que llamas al Teléfono: (+34) 982543455

Esther, su propietaria regenta, también, un Bar-Restaurante en Triacastela, a pocos metros entrando en la población y a mano derecha. Se encarga del traslado de sus huéspedes, tanto en la recogida para llevarlos a Casa Pacios, como para las cenas. El desayuno, en cambio, lo sirve en la Casa Rural, en una estancia confortable y curiosamente decorada.

La finca, así como el entorno, lo convierte en un lugar con encanto y digno de recomendar.

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s