A 30 DÍAS DE EMPEZAR MI PEREGRINACIÓN 2018

el

Este próximo peregrinaje, que iniciaré a finales de Abril, puede resultar complicado en las primeras etapas por el tiempo que está haciendo en esta parte de España. La foto de portada de este Post me la facilitó un compañero de JACOTRANS, que hace la zona de Navarra recogiendo equipajes de peregrinos para que estos puedan andar sin peso a su espalda. Viendo el paisaje nevado a día 23 de Marzo, calculo que en 30 días podría estar aun bastante complicado andar de Saint Jean Pied de Port a Roncesvalles.

Es un paisaje poco tentador para plantearme hacer estas etapas por el Pirineo Franco-Navarro, pero la ilusión que este año tengo por realizar el Camino de Santiago Francés, de inicio a fin, me motiva tanto que en lugar de apreciar en esta foto la dificultad y riesgo del camino, veo la belleza del paisaje blanco y me imagino ya andando por la cornisa pirenaica, durante 26 km hasta llegar a Roncesvalles. Esta primera etapa es una de las más bonitas paisajísticamente. Es dura por el firme, la subida prolongada de 20 km y el descenso brusco de 6 km para finalizar en Roncesvalles.

Espero que mejore el tiempo y, como vienen informando los medios, tengamos una muy breve primavera y un verano anticipado que compensará el largo invierno de este año.

Ya tengo ultimados todos los preparativos del peregrinaje de 2018. Reservados los Hoteles, Hostales, Casas Rurales y Paradores, donde me alojaré los 32 días que estaré caminando para acabar en Santiago de Compostela. Tengo que reconocer que este año no he podido prepararme físicamente como lo he venido haciendo años anteriores. Por circunstancias personales, entre viajes familiares y una lesión de última hora, bastante seria, no he caminado mucho y tampoco podré hacerlo en estos escasos 30 días que me quedan antes de partir. Pero ya son muchos años haciendo senderismo y considero que estoy más que cualificada para soportar estas etapas iniciales sin sufrir cansancio excesivo ante la falta de preparación. No por ello debe servir mi caso de ejemplo a quien lea este Post. Es importante prepararse con antelación para peregrinar. Las etapas implican un desgaste diario importante y es imprescindible una buena forma física y una alimentación equilibrada que deberá mantenerse a lo largo de los días que dure el peregrinaje.

Desde la salida, hasta el punto más alto, a 20 km de distancia, se alcanzan los 1430 m. de altitud y se desciende a  Roncesvalles, que está a unos 900 m. en 6 km. Esta bajada pronunciada suele llamarse, también, rompe-piernas, debido a la dificultad en el descenso y el firme por el que transcurre el sendero, lleno de piedras, que complican mucho el paso.

Aun así, considero que es una de las etapas más bonitas del Camino de Santiago Francés.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s